@EquipoCardumen presenta a sus miembros

Atendiendo al llamado de @EquipoCardumen, me presento como @evagavilan.


Un día una gran ola se acercó a Cumaná y todos cuantos estábamos cerca nos convertimos en peces. Habitualmente en estas costas nos adaptamos a lo que venga y así decidimos formar parte de un cardumen con la finalidad de crecer y continuar el viaje en una misma dirección y fijando objetivos a fin de no dispersarnos. Hace más de 5 meses que nado en la misma dirección y me siento orgullosa de pertenecer a este equipo.


Puedo decir que he aprendido mucho en este tiempo, aparte de los detalles técnicos que conlleva navegar en este mar, he aprendido a compartir, a conocer más y a descubrir a través de las publicaciones facetas de mis compañeros que hasta ahora me eran desconocidas. Es interesante vivir esta experiencia y darme cuenta de que soy capaz de lograr mucho más de lo que me imaginaba. He aprendido también a hacer mejor uso del tiempo para coordinar mis ocupaciones.Pero la idea de esta publicación es presentarme ante ustedes.

va1.jpg

Soy Eva Gavilán

Soy Eva Gavilán, nací en Caracas y viví en Puerto la Cruz y Valencia hasta que a los catorce años llegué a Cumaná. A esa edad sentirme desarraigada fue duro y llegué jurando que nunca me acostumbraría a Cumaná. Puedo jurar que no fue así porque me enamoré del lugar y de su gente. Tanto que sigo aquí mucho tiempo después.

La vida nos condiciona el futuro y dos años más tarde entré a estudiar humanidades en la escuela Normal Pedro Arnal en esta ciudad. Me tocó compartir aprendizaje con varios peces de este cardumen. Cómo lo íbamos a imaginar entonces.

A esa edad ya me gustaba escribir y llenaba cuanto cuaderno caía en mis manos, leía de forma desaforada y de pronto todo cambió.

Me enamoré, me casé, estudié algo que nada tenía que ver con lo que yo quería pero que era lo más práctico en ese momento. Tuve dos hijos, y mi hogar hasta hoy en día está lleno de armonía.
Un día me di cuenta que los hijos habían crecido, que ya era abuela y que todavía mis apuntes esperaban en un cajón para cumplir mi sueño.

Empecé a tomar talleres virtuales y presenciales de narrativa, cuentos, novela, a retomar lecturas, a escribir en blogs bajo seudónimos (me daba vergüenza identificarme) y así fui saliendo del cascarón.
Agradezco a quienes me ayudaron en esa etapa (también miembros de este cardumen) y finalmente me decidí a escribir con mi propia identidad.

Así surgió, no sin mucho esfuerzo Las cenizas del bastón, una novela corta que coincidió con la celebración de los 500 años de Cumaná y la presenté en el concurso de narrativa Cumaná 500 años.

grupo.jpg

Presentación de Las cenizas del bastón
en la librería El Mundo del Libro, en Cumaná

Se cumplió parte de mi sueño, la novela ganó el primer premio y se acabaron mis temores.

Después de eso hice un taller de Marketing para escritores y abrí el blog Escritores 1.0 donde muestro algunas pautas dirigidas a escritores llenos de sueños que comienzan en este mundo. En el mismo blog presento entrevistas, anécdotas, etc.
Estoy activa desde hace años en redes sociales y ahora en Steemit compartiendo:
Cuentos: No hay estrellas en el paraíso
Experiencias de vida: San Jorge, día de la rosa y el libro
Fotografías: Cumaná, detalles en imagenes
Otras locuras: Reto: 10 Libros que te llevarías en caso de emigrar.

esp1.jpg

Presentación de Las cenizas del bastón
en La biblioteca Josep Roig i Raventós Sitges-Barcelona

Estoy agradecida a @equipocardumen, a sus coordinadores y pececillos en general a las revistas Periplos (Arte y literatura) y La lechuza de Minerva (Educación) por el aporte valioso que hacen a cada uno de nosotros.

linea3.jpg

Todas las fotografías pertenecen a mi archivo personal.

bang.jpg
Logo Equipo Cardumen 06160.png

Síguenos en Discord

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *