Astrolabio

¡Compañeros de viaje! En esta ocasión les presento en Astrolabio, visión del mundo de @equipocardumen, un poema gastronómico para manifestar mi gusto por la buena alimentación, sobre todo cuando el ingrediente secreto que se coloca sobre la mesa es el amor.

Agradecido de antemano por su lectura.


¡Marinar los días!

Mi repollito, mi coliflor,
mi gusanito, mi cundeamor,
ven a la mesa ahora y toma
mi alimento del cucharón.

Le das caña a la hornilla
para cocinar al gusto
la sopa caliente de la vida.

Plato 2.jpg

Fuente

Mi repollito, mi coliflor,
mi gusanito, mi cundeamor,
ven a la mesa ahora y toma
mi alimento del cucharón.

Mientras tatareas,
preparas el segundo plato
en una cama de lechuga
con hojitas de menta y miel.

Plato 1.jpg

Fuente

Me enseñas en la cocina
que cada día marinado
es un grano de pimienta
perfecto, divino y sagrado.

Mi repollito, mi coliflor,
mi gusanito, mi cundeamor,
ven a la mesa ahora y toma
mi alimento del cucharón.

De postre mi boca quiere
tu dulce beso de ángel.
Haces trencitos para mí
con risas y picardías como tuuú tuuú,
acercando la cuchara a mi boca:
tuuú tuuú tuuú tuuú tuuú tuuú.

Plato 3.jpg

Fuente

Separador cielo.jpg

Buen provecho.

Venezuela 3.jpg
equipo.jpg
@oacevedo Red.jpg

Astrolabio una visión del mundo de @EquipoCardumen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *